Clases igonzalezh

Presentaciones en formato pdf de las clases impartidas por Nacho Gonzalez Herrero. Diplomado Universitario en Enfermería. Actualidad sobre la enfermería Española (se intentará al menos)

Archive for 25 noviembre 2009

EL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE ANDALUCÍA SUSPENDE CAUTELARMENTE LA EJECUCIÓN DEL DECRETO SOBRE PRESCRIPCIÓN ENFERMERA

Posted by igonzalezh en 25 noviembre 2009

Vía acta sanitaria. (http://www.actasanitaria.com/actasanitaria/frontend/desarrollo_noticia.jsp?idCanal=1&idContenido=16050)

Madrid 25/11/2009 La sala de lo Contencioso Administrativo de Granada, del Tribunal de Justicia de Andalucía, ha suspendido cautelarmente la ejecución del Decreto de Andalucía que define la actuación de los enfermeros y enfermeras en el ámbito de la prestación farmacéutica.

El fallo del Tribunal de Justicia de Andalucía se ha producido en respuesta al recurso presentado por el Consejo General de Colegios de Médicos contra la suspensión cautelar de la ejecución del Decreto 307/2009 de 21 de julio, que define la actuación de los enfermeros y enfermeras en el ámbito de la prestación farmacéutica. Entre sus argumentos, el TJA determina que “no ha quedado acreditado que exista un interés público que exija la inmediata ejecución de la nueva ordenación de la gestión asistencial, ni impedición a los ciudadanos o pacientes, la financiación pública de los medicamentos y productos farmacéuticos”.

De Izq. a Drch.: Manuel Sánchez García, Juan José Torres, Pedro Hidalgo, Rodolfo Castillo y Serafín Romero

Reacción de la Comisión de Prescripción de la OMC

La Comisión de Prescripción de la Organización Médica Colegial, coordinada por el doctor Pedro Hidalgo, presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, reunida en la sede de la OMC con carácter urgente, ha decidido expresar las siguientes consideraciones, partiendo de la base de que mientras que no se modifique la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias las modificaciones que se pretenden introducir nunca tendrán carácter de legalidad:

– La gestión de la prescripción no puede ser confusa para el paciente/ciudadano, puesto que éstos tienen que valorar y estar al tanto del tipo de formación que posee su prescriptor.

– La profesión médica contempla atónita los acontecimientos desencadenados en torno al desarrollo de la Ley del Medicamento, sumándose cada vez más agentes prescriptores: enfermeros, farmacéuticos, fisioterapeutas, etc.

– Prescribir no es escribir, sino que la receta es un documento de compromiso asistencial entre el médico y el paciente. Mediante la misma, el profesional médico no sólo se hace responsable de la evolución de la enfermedad sino también de la interacción y de los efectos secundarios que un determinado fármaco pueda ocasionar. Por tanto, la prescripción de calidad se lleva a cabo desde el ejercicio del diagnóstico médico.

– La profesión médica no acepta la confusión que se origina con conceptos tales como ?el uso y autorización de medicamentos por enfermeros fuera del cuidado de enfermería?. No se puede confundir el uso de productos sanitarios para el desarrollo de la profesión de enfermería con la prescripción de medicamentos, puesto que dicha prescripción precisa de un diagnóstico clínico médico previo.

– Ni existe ni somos conscientes de una petición social expresa que justifique la modificación de la ley a tal fin. Tenemos la sospecha de que el ciudadano no es conocedor de dicha modificación y, en ese sentido, la obligación de los Colegios de Médicos es informar a la ciudadanía de los riesgos que para su salud pueden acarrear este tipo de medidas, causándonos preocupación vernos abocados a una desestructuración de la asistencia.

– La Ley no debe hacerse por los partidos políticos para beneficiar a unos y dañar a otros sino para beneficio de los ciudadanos, de la sociedad y del Estado. Desde esta Comisión de Prescripción se critica el papel que están jugando, en este sentido, los partidos políticos, que están convirtiendo una cuestión profesional en un asunto político.

– Aunque se reconozca la alta cualificación de la enfermería española, su rol en el manejo de los medicamentos de prescripción médica debe ser exclusivamente colaborador.

– La OMC seguirá manteniendo su compromiso profesional con los ciudadanos y pacientes, basado en la defensa de una prescripción ética y segura bajo el liderazgo y la responsabilidad profesional del médico.

Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería

Comunicado de la enfermería española

Por su parte la Organización Colegial de Enfermería de España, después de que se hubiera dado a conocer el avance de la noticia, hizo público el siguiente comunicado:

1. La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía no ha recibido todavía la comunicación oficial del auto del Tribunal Superior de Justicia. La Organización Colegial de Enfermería está en contacto directo con dicha Consejería de cara a tener constancia de dicha comunicación y, por tanto conocer fehacientemente el contenido del auto judicial. Hasta que esto ocurra no cree conveniente hacer valoración jurídica alguna.

2. No obstante lo anterior, es preciso destacar que una suspensión cautelar constituye una medida provisional que se mantiene, en su caso, durante el tiempo en que se tramita el pleito principal y que se destina únicamente a suspender los efectos de una norma o resolución en ese tiempo y hasta tanto recaiga la sentencia final. No entra, por tanto, a valorar cuestiones de fondo.

3. Asimismo, es preciso informar que, ante un auto del TSJA que acuerde la suspensión cautelar de una norma, caben dos recursos jurídicos: un recurso de súplica ante el propio TSJA en los cinco días siguientes a la notificación a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía; y, en caso de desestimación de este, un recurso de Casación ante al Tribunal Supremo. Por tanto, es incierto que la decisión de la suspensión cautelar sea firme a día de hoy.

4. La Junta de Andalucía podrá alegar en su recurso de súplica ante el TSJA la situación de inseguridad jurídica que ha venido a solucionar el decreto, demostrando fácilmente cómo las enfermeras indican medicamentos en su asistencia sanitaria y en toda España en sus asistencia diaria (ver apartado 7), sin que esto esté regulado hasta el momento por una norma jurídica nacional. Cabe recordar que en la actualidad nos encontramos en una situación especial, como es la campaña de vacunación de la Gripe A y la asistencia a los pacientes con esta enfermedad. En ambos casos son las enfermeras quienes están prescribiendo la vacuna a los pacientes sanos y los medicamentos necesarios para tratar la enfermedad a los ciudadanos contagiados.

5. A día de hoy, las enfermeras andaluzas son las únicas que pueden realizar su asistencia con plenas garantías de seguridad jurídica: por el contrario, la suspensión cautelar del decreto volvería a situar fuera de la legalidad cualquier decisión respecto a fármacos que realicen. Incluyendo la administración de vacunas de la Gripe A y la atención de pacientes con gripe A o gripe estacional que se está realizando en toda España

6. Es importante recordar que el redactado definitivo del decreto es fruto del consenso entre los Colegios de médicos y enfermeros de Andalucía, que se sentaron a dialogar y en tan sólo dos días alcanzaron un consenso que, tal y como ambas partes señalaron, contaba con su aceptación y total beneplácito. Prueba de ello es que la Organización Médica Colegial ha asegurado recientemente en los medios de comunicación que aquella mesa de diálogo fue un ejemplo de trabajo constructivo entre las partes a favor de la seguridad de los pacientes y por la calidad asistencial.

7. Cabe recordar que la Ley del Medicamento prohíbe a las enfermeras tomar cualquier decisión respecto a prescripción de fármacos. Una prohibición que, tal y como viene denunciando la Organización Colegial de Enfermería de España, ha convertido en ilegales una gran parte de las actuaciones clínicas que realizan estos profesionales en hospitales, centros de salud, centros sociosanitarios y servicios de salud laboral de las empresas. La realidad asistencial pasa por que los enfermeros prescriben fármacos y productos sanitarios cada vez que curan una herida o una úlcera (utilizando medicamentos de cura); deciden administrar un analgésico a un paciente; administran las vacunas pediátricas sin indicación médica individualizada; asisten a trabajadores con algún tipo de problema de salud en los servicios de salud laboral de las grandes empresas, etc. Buen ejemplo de ello lo constituye las instrucciones dadas por las Consejerías de Salud, obligando a las enfermeras a realizar una serie de intervenciones, a día de hoy, ?ilegales? en el tratamiento y prevención de la gripe estacional y la gripe A.

8. En la actualidad el Ministerio de Sanidad y Política Social y los grupos parlamentarios del Congreso y del Senado se encuentran tramitando la modificación de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios (conocida popularmente como Ley del Medicamento). Dicha modificación dará legalidad a las decenas de miles de intervenciones asistenciales que diariamente realizan las enfermeras en toda España y conllevan algún tipo de prescripción farmacológica.

9. La posible suspensión cautelar del decreto de Andalucía viene a recordar aun más, si cabe, la necesidad de que los partidos políticos lleven a cabo un ejercicio de responsabilidad política de cara a dar plenas garantías de seguridad jurídica a las enfermeras que están haciendo posible la asistencia sanitaria en España en las mejores condiciones de calidad y seguridad para las personas. Resulta, pues, primordial y expresivo del sentido de la responsabilidad de los partidos políticos llevar a cabo la inmediata modificación de la Ley del medicamento en el menor plazo posible de tiempo y, de esta manera, se consiga habilitar jurídicamente a las enfermeras españolas para realizar aquellas actuaciones que sí les están obligando a llevar a cabo ya dichos partidos políticos en las CC.AA donde gobiernan, sin el amparo legal necesario.

10. Cabe recordar que, en el proceso de modificación de la Ley del Medicamento, el único partido político que está poniendo en peligro la posibilidad de dar seguridad jurídica a la asistencia llevada a cabo por las enfermeras es el Partido Popular (PP). Este partido que sí participó en el pacto de consenso entre Ministerio de Sanidad, grupos parlamentarios y agentes sanitarios -y que además durante todo el proceso estuvo a favor del texto definitivo- ha decidido desmarcarse en el último momento, absteniéndose en el Congreso de los Diputados y anunciando enmiendas al texto en el Senado. Unas enmiendas cuya única utilidad -teniendo en cuenta que al no tener mayoría suficiente en el Congreso difícilmente prosperarían- estaría en tratar de retrasar de forma indefinida el proceso que pretende conferir seguridad jurídica a las actuaciones que este mismo partido está obligando a realizar a las enfermeras de las CC.AA en las que gobierna. Claro ejemplo de ello son Madrid y Canarias, donde las Consejerías de Salud han dado instrucciones muy claras a las enfermeras para realizar el triage de los pacientes con gripe, un proceso en el que se incluye tanto el juicio clínico como la prescripción farmacológica enfermera de varios medicamentos. No en vano, el triage de la Gripe estacional y Gripe A que realizan las enfermeras, implica que sean ellas en sus consultas quienes reciban a los ciudadanos y valoren su estado. En caso de que revistan gravedad, son derivados al médico de familia, y sí no es así, se le envía a su casa con una serie de consejos terapéuticos que incluyen la prescripción de varios medicamentos.

11. Hasta el momento, las enfermeras siguen prescribiendo y tomando decisiones respecto a medicamentos, aún sabiendo que lo hacen en un marco de absoluta inseguridad jurídica, porque no quieren perjudicar a sus pacientes ni al Sistema Sanitario. Un acto de compromiso ético con los pacientes que ha propiciado el diálogo entre todos los agentes implicados hasta conseguir una solución que beneficia a todos.

12. No obstante, la Asamblea de Presidentes de la Organización Colegial de Enfermería acordó el pasado 12 de noviembre mantenerse constituida con carácter permanente para, en caso de que el PP consiga bloquear el necesario proceso de legalización de la prescripción enfermera, tener la capacidad de adoptar todas las medidas de urgencia de forma inmediata. Incluyendo, si fuese necesario, la notificación individualizada a las 240.000 enfermeras que trabajan en España para que cesen de inmediato cualquier asistencia clínica que conlleve prescripción, incluyendo el triage de la gripe y todo tipo de vacunación, pediátrica, de adultos, Gripe Estacional y Gripe A. Asimismo, se denunciará ante los tribunales a todos los gestores sanitarios que traten de obligar a las enfermeras a prescribir, ya que la prescripción, a día de hoy es ilegal y podría ser calificada como un delito de intrusismo profesional.

Anuncios

Posted in Uncategorized | Etiquetado: | Leave a Comment »

El PP, el partido “Antienfermero”

Posted by igonzalezh en 13 noviembre 2009

Acabo de recibir esto esto desde el gabinete de prensa del Consejo General de Enfermería de España

La enfermería española alerta de que el intento por parte del PP de obstaculizar el proceso de legalización de la prescripción enfermera paralizaría la campaña de vacunación de la gripe A

Pese a la situación ilegal en la que se encuentran las enfermeras españolas cuando administran una vacuna, aconsejan el uso de un medicamento o atienden a un paciente con síntomas de gripe, su compromiso ético con la salud y la seguridad de las personas está muy por encima del riesgo jurídico que asumen. Situación ésta a la que está contribuyendo la actitud de un partido político antienfermero como está demostrando serlo el PP.

 

Es una irresponsabilidad el hecho de que el PP esté obstaculizando el proceso de legalización de la prescripción enfermera y a la vez, en las CC.AA donde gobierna, esté obligando a las enfermeras a realizar el triage de los pacientes con gripe, un proceso en el que se incluye la prescripción farmacológica enfermera de varios medicamentos.

 

La actitud del PP resulta especialmente irresponsable en el momento actual puesto que coincide con el inicio de la vacunación contra la gripe A, un proceso donde van a ser las enfermeras quienes asuman la prescripción de las vacunas. Cabe destacar que hasta las pautas que se dan al paciente ya vacunado para afrontar los posibles efectos adversos leves incluyen la prescripción de medicamentos.

 

La Asamblea General de Presidentes de la Organización Colegial de Enfermería de España ha quedado constituida con carácter permanente para tener la capacidad de adoptar de forma inmediata todas las medidas necesarias, incluyendo la posibilidad de dar orden a todas las enfermeras de España del cese de inmediato de cualquier asistencia clínica que conlleve prescripción. No se incluirían las 35.000 enfermeras de Andalucía ya que esta comunidad autónoma ha aprobado una legislación propia que sí da seguridad jurídica a sus profesionales.

Madrid, 12 de noviembre de 2009.- Esta mañana se ha celebrado en Madrid la Asamblea de Presidentes de la Organización Colegial del Enfermería de España donde el principal tema a tratar ha sido el intento, por parte del Partido Popular, de obstaculizar en el Senado el actual proceso de legalización de todas las actuaciones clínicas que realizan las enfermeras y conllevan algún tipo de prescripción farmacológica. Obstaculización que harían efectiva a través de una enmienda en el Senado destinada a posponer de forma indefinida la actual modificación de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios (conocida popularmente como ‘ley del medicamento’). En este sentido, los presidentes de la enfermería española han calificado de indignidad e irresponsabilidad sin precedentes, el hecho de que el PP esté obstaculizando el proceso de legalización de la prescripción enfermera y a la vez, en las CC.AA donde gobierna, entre ellas Madrid, esté obligando a las enfermeras a realizar el triage de los pacientes con gripe, un proceso en el que se incluye tanto el juicio clínico como la prescripción farmacológica enfermera de varios medicamentos. No en vano, el triage de la gripe estacional y gripe A que realizan las enfermeras implica que sean ellas en sus consultas quienes reciban a los ciudadanos y valoren su estado. En caso de que revistan gravedad, son derivados al médico de familia, y sí no es así, se le envía a su casa con una serie de consejos terapéuticos que incluyen la prescripción de varios medicamentos.

Irresponsabilidad del PP ante la campaña de gripe A

Para los presidentes de la enfermería española, la actitud del PP resulta, además de caótica, terriblemente irresponsable en el momento actual, puesto que coincide con el inicio de la vacunación contra la gripe A. Un proceso donde van a ser las enfermeras quienes asuman la responsabilidad de la vacunación, responsabilidad que se añade al triage de los pacientes con gripe que ya están realizando desde hace meses. Así, van a ser las enfermeras quienes reciban al paciente, valoren su estado de salud y, en caso de ser adecuada su administración, administren la vacuna. Asimismo, tras la vacunación, deberán darle una serie de pautas para afrontar los posibles efectos adversos leves –presentes en cualquier vacunación– y que incluyen la prescripción de medicamentos para que, en su caso, sean tomados por el paciente.

La enfermería española ha querido recordar a la sociedad, a las autoridades sanitarias y a los partidos políticos que la ‘ley del medicamento’ prohíbe a las enfermeras tomar cualquier decisión respecto a prescripción de fármacos. Una prohibición que, tal y como viene denunciando la Organización Colegial de Enfermería de España, ha convertido en ilegales una gran parte de las actuaciones clínicas que realizan estos profesionales en hospitales, centros de salud, centros sociosanitarios y servicios de salud laboral de las empresas. La realidad asistencial pasa porque los enfermeros prescriben fármacos y productos sanitarios cada vez que curan una herida o una úlcera (utilizando medicamentos de cura); deciden administrar un analgésico a un paciente; administran las vacunas pediátricas sin indicación médica individualizada; asisten a trabajadores con algún tipo de problema de salud en los servicios de salud laboral de las grandes empresas, etc.

Hasta el momento, las enfermeras siguen prescribiendo y tomando decisiones respecto a medicamentos, aún sabiendo que lo hacen en un marco de absoluta inseguridad jurídica, porque no quieren perjudicar a sus pacientes ni al Sistema Sanitario. Un acto de compromiso ético con los pacientes que ha propiciado el dialogo entre todos los agentes implicados hasta conseguir una solución que beneficia a todos. De esta manera, la modificación de la ‘ley del medicamento’ aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado 28 de octubre ha sido pactada con el Ministerio de Sanidad y Política Social, con los partidos políticos y con los agentes sanitarios. Sin embargo, en el último momento, el PP, que en las reuniones anteriores había aceptado y firmado el proyecto, ha decidido abandonar el consenso y tratar de dinamitar el proceso en la próxima votación que tendrá lugar en el Senado. Una decisión que, teniendo en cuenta que afectaría a la vacunación de la gripe A, podría justificarse en su intento de desestabilizar la magnífica política llevada a cabo por la ministra de Sanidad y los consejeros de Sanidad de las 17 CC.AA en la gestión de la gripe A. Con ello, está tratando de utilizar a las enfermeras y enfermeros españoles como moneda de cambio contra el Gobierno.

Adopción de medidas de urgencia

Los presidentes de la enfermería española han acordado mantener constituida la Asamblea con carácter permanente para, en caso de que el PP consiga bloquear el necesario proceso de legalización de la prescripción enfermera, tener la capacidad de adoptar todas las medidas de urgencia de forma inmediata. Incluyendo, si fuese necesario, la notificación individualizada a las 205.000 enfermeras que trabajan en España (no se incluirían las 35.000 de Andalucía ya que esta comunidad autónoma ha aprobado una legislación propia que sí da seguridad jurídica a sus profesionales) para que cesen de inmediato cualquier asistencia clínica que conlleve prescripción, incluyendo el triage de la gripe y todo tipo de vacunación, pediátrica, de adultos, gripe estacional y gripe A. Asimismo, se denunciará ante los tribunales a todos los gestores sanitarios que traten de obligar a las enfermeras a prescribir  ya que la prescripción, a día de hoy, es ilegal y puede ser calificada como un delito de intrusismo profesional.


Consejo General de Enfermería de España
Departamento de Comunicación. Tel. 91 334 55 13 / 20
Íñigo Lapetra. Móvil: 607 587 988
prensa@enfermundi.com – www.enfermundi.com

Posted in Actualidad, ENFERMERÍA | Leave a Comment »

Atención de Enfermería en paciente con patología subacuática e hiperbárica

Posted by igonzalezh en 12 noviembre 2009

A colación del curso que está desarrollando el Colegio de Enfermería de Navarra, sobre enfermería subacuática e Hiperbárica (por cierto muuuy interesante), encuentro gracias a un compañero enfermero  de Bilbao  (Joseba), unos artículos  sobre dicho tema.

Espero que interese el tema, pese a acabarlo de descubrirlo, tiene buena pinta.

MANUAL DE MEDICIAN SUBACUÁTICA E HIPERBÁRICA

E. Salas Pardo,  J.M García-Cubillana de la Cruz, F. Samalea Perez  (pdf 154 páginas)

Toxicidades por oxígeno, monóxido de carbono y dióxido de carbono

José Antonio Viqueira Caamaño

Narcosis de los gases inertes y síndrome neurológico de alta presión

José Antonio Viqueira Caamaño y Joaquín Colodro Plaza

Lesiones producidas por seres vivos marinos

Alejandro Fernández Alonso y Jorge Juan Moya Riera

Barotraumatismos otorrinolaringológicos

Ricard Bargués i Altimira y Ricard Bargués i Cardelús

Posted in Acuático, ENFERMERÍA, Traumatismo | 3 Comments »

Promociones olvidadas

Posted by igonzalezh en 8 noviembre 2009

Antiguo compañero enfermero.

Nos comenta como es la vida de los compañeras y compañeros de  Málaga.

Bravo Manolo, Bravo

Manuel Benjumea Reyes

Promociones olvidadas

Solo trabajamos para cubrir las vacaciones de Verano, Navidad y Semana Santa, en ese momento, el SAS, SI, se acuerda de nosotros, de lo que valemos, pero que pasa el resto del año, ¿No, seguimos, siendo enfermeros? ¿No seguimos acaso, Preocupados por nuestro futuro laboral?.

Con el título de esta carta, pretendo recoger en pocas palabras, la sensación en la que nos encontramos más de 2000 enfermeros en la provincia de Málaga. Promociones olvidadas, porque, desde el 2002, la bolsa de contratación está cerrada y somos más de 7 promociones, de las 3 Escuelas de Enfermería Malagueñas, las que nos encontramos fuera del sistema de contratación. Pues, en el 2002, no solo se cerró la bolsa, sino también se cerraron para muchos, las opciones de trabajo, los sueños, las ilusiones y nuestro desarrollo profesional como enfermeros.

Sobre el 2005, se propuso un modelo de bolsa de contratación único e innovador, la archiconocida Bolsa Única, pero a fecha de hoy, sigue cerrada, sin funcionar para Enfermería y sustentada a base de mentiras, engaños e incomunicación directa por parte de sus responsables. Estamos cansados de falsas noticias sobre su apertura, cortinas de humo que solo favorecen a unos pocos, con contratos “irregulares” por no decir “enchufados”. De nada nos sirve aportar méritos cada año, si no se abre la bolsa. Basta ya de tanta mentira y engaño, que solo nos lleva a seguir perdiendo la ilusión que teníamos antes de empezar la carrera. El sistema es único, no me extraña, si es la ÚNICA Comunidad Española que no tiene una bolsa de contratación actualizado para nuestro gremio.

Solo trabajamos para cubrir las vacaciones de Verano, Navidad y Semana Santa, en ese momento, el SAS, SI, se acuerda de nosotros, de lo que valemos, pero que pasa el resto del año, ¿No, seguimos, siendo enfermeros? ¿No seguimos acaso, Preocupados por nuestro futuro laboral?.

No me extraña nada, que compañeros, decidan irse a otros países, donde la Enfermería Española está más que valorada. Pero si, yo fuese dirigente político de España, me avergonzaría, costear la educación pública y universitaria de miles de enfermeros al año, para que otros países sean los que se lucren de esta formación en la cual el Estado ha dedicado un valioso tiempo y presupuesto público.

Quiero hacer eco de nuestra situación, a todos los compañeros que ya tienen una estabilidad laboral, asegurada, hacerles ver, que nosotros somos el futuro de la enfermería malagueña, y que no nos vamos a quedar callados y parados. En esta lucha, el “enemigo” quizás posea el caballo mejor preparado, pero en número y en ganas de luchar no nos ganan. El camino es largo, pero más largas son nuestras  ganas de comenzar a andarlo y llegar a nuestra meta.

Estoy MUY harto de la situación en la que me encuentro, desde que acabe mi carrera. Harto de dirigirme a sitios, sin encontrar respuestas que justifiquen la situación en la que nos encontramos. Pero seré constante en mi lucha hasta que vea un ápice de luz en mi futuro. Pienso luchar, quejarme y manifestarme con todo lo que esté a mi mano. Porque, a pesar, de las trabas que me pone el SAS, para mi desarrollo profesional, sigo enamorado día a día de la profesión de Enfermería, pues vivo por y para ella.

Manuel Benjumea Reyes

Posted in Actualidad, ENFERMERÍA | 1 Comment »

La enfermera. RAFAEL MARTÍNEZ SIERRA CATEDRÁTICO EMÉRITO DE MEDICINA. UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA | Rafael Martínez Sierra es premio de la Real Academia Nacional de Medicina.

Posted by igonzalezh en 7 noviembre 2009

Reflexión de por qué podemos y debemos, ser especialista.
Antes las enfermeras eran monjas que llevaban unas alas blancas en la cabeza e iban con tanto sigilo que parecía que más que andar, volaban. Ahora las enfermeras perdieron las alas y sin ellas aprendieron a deslizarse por los pasillos interminables de las noches inacabables para acudir al timbrazo del paciente al que le apretó el ahogo, que necesitó la cuña, aquél al que le arreció la angustia de la vida que se le escapa.
No duermen las enfermeras a ninguna hora ni descansan; están al pie de la cama para lo que se le ofrezca a cualquier paciente que las llame; para secarle las lágrimas al alba.
Nunca me ha gustado que las enfermeras digan que al hospital van a trabajar. Vosotras, más aún que los médicos, vais no sólo a seguir un protocolo, sino también a dar sosiego y paz para las almas.
Fui profesor de la escuela de enfermeras de San Francisco de Asís en Madrid, cuando era profesor adjunto en la Complutense. Di clases a las enfermeras de Las Palmas cuando dirigía a la sazón la naciente Facultad de Medicina y, al llegar a Córdoba y ser elegido decano de Medicina, fui profesor y director de la Escuela de ATS.
Pronto observé que el más grave déficit que tenían las escuelas de Enfermería era su profesorado. Todos éramos profesores de Medicina y, como si fueran las enfermeras replicantes de nuestros estudiantes, las atragantábamos con los mismos temas que dábamos a los alumnos de Medicina. Los estudios de Enfermería no son para formar médicos a medias. Y encabecé un movimiento en la Complutense -que fracasó- para hacerlos una licenciatura.
Al rector Losada le expuse que la escuela de ATS necesitaba profesorado específico y que dimitía como profesor y director, pues me negaba a seguir siendo encubridor de ese fraude. Fuimos al Ministerio y ante el director general no me fue difícil el discurso. Lo conseguimos. Entregué mis trastos y se procedió a declarar independiente de Medicina a la Escuela Universitaria de Enfermería (DUE). Ahora, al cabo de tantos años, el Plan Bolonia tomó el testigo y la enfermería, por fin, será una licenciatura universitaria (grado) de cuatro años.
Desgraciadamente, las funciones de todos los profesionales saltan a la opinión pública cuando ocurre un accidente y como buitres sobre la carroña se ensañan frívolamente con el supuesto culpable. No entiendo el alarde mediático que se ha dado a la muerte de Rayán. Y menos aún que todos se hayan apresurado a lavarse las manos respecto a la enfermera a la que el primer día que está en un servicio de tan extrema dificultad la dejan sola. ¿Habría ocurrido el error si la más avezada hubiera estado presente?
A mi hija, con cuatro años, le picó en la lengua una avispa. A toda velocidad, por aquella estrecha y sinuosa carretera de alta montaña, bordeada por abismos, fuimos a Comares, el pueblito más cercano. Mi hija con el edema de glotis estaba cianótica y no podía respirar. El médico no estaba pero sí una estudiante en prácticas. Mientras hurgaba en el botiquín le dije: «O le inyectamos o se nos muere». «Voy a por el fonendo», me contestó. Aún no ha vuelto. Yo salvé la vida a Patricia pero ¿y si yo no hubiera sido médico? ¿Habría sido esa niña -en prácticas- la responsable de su muerte? Las enfermeras no sólo cumplen diariamente, y muchas veces con sobrecarga asistencial, misiones en las que cualquier error puede provocar accidentes mortales; es que además en muchas ocasiones se les asignan responsabilidades que no les competen.
En los servicios de urgencia donde hacen guardias médicos residentes de primer año, es la enfermera de turno quien los saca del aprieto. No quiero criticar el sistema, hoy sólo quiero hablar de esa enfermera que ahora es la persona más sola del mundo. Y es a ella a la que le quiero decir que no es culpable de lo sucedido. Ella es responsable de tantos pacientes a los que cada día y cada noche salva la vida por no cometer errores y a los que, mojándoles los labios, ayuda en la agonía.
No olvido la complicidad necesaria que tienen con los enfermos. El alivio que ofrecen dándoles la mano, para que aprieten, cuando el médico hace una extracción de médula. Los quites que les dan a los propios médicos en circunstancias delicadas y tampoco olvido -lo que nadie sabe- que en muchísimos casos las enfermeras son despreciadas por macarras que les infringen ominosos escarnios.
Lo que peor llevo -me decía Lola- es cuando nada más entrar en la habitación ciertos pacientes empiezan a decir palabras soeces y masturbarse (y no hablo del psiquiátrico). Las enfermeras no tienen olfato, ni oídos, ni el más mínimo rictus de asco cuando las humanas miserias o falta de educación se desbocan. Éstas no son aquellas cursilonas ‘chicas de la Cruz Roja’ de Rafael J. Salvia.
La novena promoción de la escuela de ATS de Córdoba me hizo un emocionado homenaje nombrándome padrino. Hoy yo devuelvo el gesto haciendo una declaración pública de admiración, respeto, agradecimiento y devoción hacia ellas y ellos, en la persona de la enfermera que aplicó el remedio necesario para que Rayán viviera. Ofrenda justa, y no la demagógica de fletar un avión para transportarlo, cuando a diario mueren tantos compatriotas suyos en el Estrecho y no se preocupa de evitarlo ni de identificarlos.
Como tierra de promisión para adecuar los planes de estudios a las profesiones de esta sociedad de desarrollo y superespecialización, España, con toda su fanfarria, se ha acogido al Espacio Europeo de Educación Superior. No hay duda de que tal instrumento ofrece posibilidades inmensas. ¿Pero de qué servirán si los que tienen el poder y la responsabilidad para llevarlo a cabo no están formados para integrarse en él?
El ostentoso vicio nacional de poner primeras piedras que jamás verán las ultimas ha reverdecido. ¿Para qué crear, por ejemplo, el cuerpo de profesores eméritos si luego -al menos en Medicina- no se les deja lugar para desarrollar su labor? Pues igual me temo que el Plan Bolonia se haya convertido para algunos rectores en ‘el plan a la boloñesa, mucha política y suculenta mesa’.
Y no se escondan, que, para que hechos tan dramáticos como el de Rayán sucedan, es tal el cúmulo de circunstancias que tienen que concurrir, que son muchas las poltronas (con la panza llena) que rodarían si empezáramos a tirar de la cuerda.

Posted in Actualidad, ENFERMERÍA | Leave a Comment »

Protegido: CLASES ATA OCTUBRE 2009

Posted by igonzalezh en 6 noviembre 2009

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Posted in Anatomía, Asfixias, ATA, Hemorragias, Heridas, parto, Quemaduras | Escribe tu contraseña para ver los comentarios.